El mail resuena en nuestros ojos cansados. Nos disponemos a buscar y buscar, llenos de materiales nuevos que en éste momento dejan de estar ocultos para nosotrxs y que empapan nuestros ojos de contracultura menduca. Flora nos manda sus fotos, a ello adjunta un texto que dice lo siguiente:

– Recordando Turquía, hace unos años, cuando hacía muy poco empezaban los levantamientos contra un régimen totalitario en un país muy cercano. Viajábamos, el ritmo marcó la ciudad, las calles, los autos, todo se enredaba. Caminábamos por lugares que eran difíciles de descifrar.
 El eco de las gaviotas resuena en las colinas verdes y surge en mi memoria el recuerdo de todos los rostros que vi, esos rostros que dicen cosas, cosas que no logro entender pero que intento mirar. Estas mujeres a quienes observo sentada en una de las tantas escalinatas de alguna mezquita, caminan y caminan serias, concentradas, miran como cualquier mujer. Miran como si todas supiéramos lo mismo.-

 

 

No hay mucho que aclarar, es como si esas palabras deslizasen una esponja empapada en líquido limpiavidrios por sobre las fotografías. Son las mujeres del mundo, y son esas palabras las que rompen los esquemas de todo aquello que el mundo impone sobre las corporalidades del no hombre. Es así como nos tragamos todos estos sentimientos, todas estas imágenes, y las vomitamos.

Convocatoria revista vómito / Florencia Pezzola

Una partecita de lo transmitido por Flora, es lo que nos hace enmudecer en sueños, en el soñar por un mundo mejor, por un mundo más simple, que necesita complejizar primero, para romper todo aquello que con tanto énfasis se nos impone. Es así cómo nos sumerge, con ése mismo sentir dialéctico, el plácido sentimiento de una sociedad más igualitaria, poniendo ésta dicha por encima de todas las atrocidades que debemos entender para que así, pueda nacer del propio cuerpo, una frase que denote la eterna utopía derribada “Miran como si todas supiéramos lo mismo” Una caricia feminista frente a tanto horror, un sueño que no puede ser derribado, porque existe.

Comentarios

comentarios