Nos resulta urgente cumplir con el trabajo,
con los hijos y el futuro
con la casa y las cosas.

Nos resulta urgente llegar a tiempo
llegar a todo aunque sin nada
pero llegar, llegar a ningún lado.

Nos resulta urgente no perder el bondi,
la linea,
los documentos
la vista, el amor, los amigos.

Nos resulta urgente no poder mirarnos
no tener tiempo para sentarnos a decir
no poder decir lo que sentimos,
no saber siquiera cómo.

Nos resulta urgente la oportunidad de estar vivos
la gloria y los instantes,
la propia vida
la tuya, la mía.

Nos resulta urgente llegar a horario
aunque nadie nos espere,
aunque nadie nos escuche
pero llegar a tiempo
para que el consuelo de haber llegado a ninguna parte
todavía valga la pena.

Nos resulta urgente poder despedirnos de la vida
con todas las letras,
con todos las ganas,
con todos los huesos.
Despedirnos por fin.

Nos resulta urgente hundirnos en el otro,
ahogarnos en el abrazo
salvarnos en un beso
adormecernos en la eterna espera

Nos resulta urgente mezclarnos,
estamparnos a las manos del otro,
estrellarnos en los ojos de alguien,
mudarnos de amor cambiarnos de piel

Nos resulta urgente extinguirnos por un rato,
perdernos de nosotros mismos,
repasar el recuerdo,
anular la memoria, borrarnos del mapa.

Nos resulta urgente parir el amor
reinventar el dolor,
convertirlo en algo,
convertirlo en todo.

Nos resulta urgente impedir el paso del tiempo, lapidar la indecisión, levitar la vida,obligarnos a salir, empujarnos a vivir.

Nos resulta urgente respirar,
quizás por un rato,
quizás como nunca
pero no sin antes tener en claro
que para vivir como se quiere
hay que morirse cada tanto.

Comentarios

comentarios