¿Quiero estar ahí, como el pan enfriándose, endureciéndose en el mostrador, rodeado de moscas? Yo creo que no es negocio. ¿Negocio? ¿Qué hacemos acá hablando de negocios? Claro, es que estamos mal; o cuando menos nada bien. Escribí esto ¿Cómo cuándo y por qué? Hay tintas que tengo que echar al agua, a mis aguas. Diluirlas acá adentro hasta que pierdan ésa, la figura.

Comentarios

comentarios